Encuesta sobre migración internacional de personas guatemaltecas y remesas 2016

image_pdfimage_print

En el período 2002-2010, el Organismo de las Naciones Unidas para la Migración (OIM), desarrolló la Encuesta sobre Remesas en Guatemala que incluía aspectos relacionados con la migración internacional de personas guatemaltecas. Ante la dinámica migratoria actual, y con base en el informe A/71/296-2016 del Secretario General de las Naciones Unidas, la OIM la actualiza y presenta al Estado de Guatemala información confiable, transparente y verificable que sirvan no solo para la toma de decisiones informadas, sino como base para la formulación de políticas, proyectos y planes que beneficien a las poblaciones móviles y sus comunidades de origen.
Se investigaron 3 200 hogares que están distribuidos en 22 departamentos y 171 municipios, es una muestra representativa en los contextos nacional, departamental y urbano rural.
El estudio se realizó en el marco del proyecto Iniciativa de Gestión de Información de Movilidad Humana en el Triángulo Norte (NTMI), con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Se pretende explicar el fenómeno de la migración a partir de los resultados cuantitativos, mensurables y estadísticos.
 

PRINCIPALES RESULTADOS DEL ESTUDIO

Población Beneficiaria de Remesas

La población guatemalteca beneficiaria de remesas es conformada aproximadamente por 6 212 099 habitantes. Comparada con 2010, esta cifra muestra un crecimiento de 37.8%, porcentaje que representa un incremento promedio anual de 284 000 personas que se benefician.  Aproximadamente, 3 077 350 (49.5%) personas residen en el área urbana y 3 134 749 (50.5%) en el área rural.

En las áreas urbanas, los tres departamentos con más población beneficiaria de remesas son Sacatepéquez (72.2%), Guatemala (70.3%) y Retalhuleu (66.2%). En tanto, para la zona rural, los departamentos que tienen mayores registros son Totonicapán (71.7%), Chiquimula (71.7%) y Quiché (68.5%).  El mapa siguiente presenta la distribución de esta población a nivel departamento.

Se destaca el promedio de años de escolaridad (8.4 años) de esta población, que se localiza arriba del promedio nacional (4.4 años) y el incremento de población maya beneficiaria de remesas en el período 2010-2016, que de 14.7% ascendió a 21.8%. 

La tecnología de comunicación proporciona un acercamiento a estas personas con sus familiares en el exterior, 88.6% se comunican a través de teléfonos celulares (88.1% con tarjeta prepago), 6.4% utiliza computadoras y 5.0% teléfono residencial. Se destaca el uso de facebook (45.0%) y whatsapp (51.5%).

 

La intención de viajar al exterior en busca de oportunidades es de 3.3% de esta población y 92.1% indicó que tomará como destino Estados Unidos, afirmando que las causas que los motivan son encontrar un empleo (31.0%), motivos económicos (24.2%), reunificación familiar (18.6%) y otras (26.2%).

Caracterización de las personas guatemaltecas en el exterior

La investigación determinó que existen 2 301 175 personas en el exterior equivalente a una tasa de emigración de 13.9%, conformada por 73.0% hombres y 27.0% mujeres.  El 80.8%  de ellas envían remesas y se encuentran en Estados Unidos de América (97.1%), principalmente en los estados de California (33.8%), seguido de New York (12.1%), Texas (9.8%) y Florida (7.4%); adicionalmente, hay estados con presencia de población guatemalteca que estudios anteriores no reportaban, estos son Minnesota, Iowa, Missouri, Luisiana, New México y Utah. En el mapa a continuación se aprecia esta distribución.

Entre las personas que viajaron en 2016 hacia Estados Unidos, y que están enviando remesas, la OIM detectó que:

 

  • 94.3% de estas personas tienen entre 18 y 40 años de edad; 5.8% son niñas, niños o adolescentes que migraron con traficantes (coyotes).
  • Del total que migró, 21.3% viajó con visa de turista y salió del Aeropuerto Internacional La Aurora.
  • Las fronteras terrestres más utilizadas son El Carmen /Tecún Umán en San Marcos, La Mesilla y Gracias a Dios en Huehuetenango.
  • 20.1% de las personas que salen del país lo hacen por los llamados “puntos porosos” de las fronteras.
  • 11.8% de las personas guatemaltecas estuvo en una estación migratoria de Estados Unidos, luego de ser interceptadas por autoridades de ese país. De estas, solo una tercera parte contó con asistencia legal.
  • El promedio de días que le toma a una persona llegar, de forma irregular, a Estados Unidos es de entre 15 días a un mes.

Volumen y uso de las remesas

Las remesas no solo son un vínculo entre las familias, sino que, con su uso, pueden aportar a la reducción de la pobreza de los hogares en las comunidades de origen; a facilitar el acceso a la salud; a la educación, y a acceder a nuevas tecnologías. Asimismo, podrían ser la entrada a servicios financieros formales, potenciadoras de inversión, estimulan el consumo y pueden ser generadoras de desarrollo con un apalancamiento.

Las remesas representan una de las expresiones más interesantes de la migración internacional. En Guatemala constituyen 11% del Producto Interno Bruto (PIB). La mayor parte de estos envíos provienen de Estados Unidos, que es donde se ha establecido la mayoría de personas guatemaltecas migrantes debido al atractivo económico y su cercanía geográfica. El volumen de remesas es generado, en una mayor proporción, por migrantes irregulares. Las personas regularizadas en el país de destino, generalmente, tienen a su familia con ellas, por lo que el vínculo con el país de origen es menor.

 

Existen aproximadamente 1 860 287 personas que envían remesas a 1 574 973 hogares en Guatemala. Esto beneficia a un aproximado de 6 212 099 habitantes. Del total de personas receptoras, 58.4% son mujeres y 41.6% son hombres.

Se estima que para 2016, el volumen anual de remesas alcanzó US$ 7 273 365 826, de las cuales 98.5% (US$ 7,164,908,055) son transferencias de dinero y 1.5% (US$ 108 457 771) en especie. En tanto, el promedio mensual proyectado por hogar receptor en 2016 es de US$379, el mapa siguiente presenta la distribución de las remesas procedentes de Estados Unidos (96.8%) y el resto proviene de otros países (3.2%).

 

La frecuencia de las transferencias se divide en: 58.1% mensual; 9.1 anual; 7.3% entre dos a cuatro meses; 6.0% trimestral; 5.3% semestral; 3.4% recibe más de 13 veces al año; y 4.5% con otra frecuencia.

Las familias receptoras de remesas utilizan estos recursos en las comunidades de origen de distintas formas:

  • 8% es usado para la inversión y ahorro; 37.9% se destina para construcción de vivienda; 32.2% para la compra de inmuebles; 24.2% para reparación de la casa; 5.5% para ahorro y 0.1% es invertido en seguros.
  • 0% del volumen de remesas son utilizadas para consumo, es decir se reservan para satisfacer las necesidades básicas del hogar: vestuario, calzado, transporte, mobiliario y equipo para el hogar, etc. Para alimentos se destina 25.0%.
  • 2% es destinado para consumo intermedio. Es decir, que se emplea en actividades económicas que generan valor agregado e ingresos a los hogares, tales como la compra de mercadería para un negocio y gastos de alquiler. Incluye los pagos de deuda del viaje del remitente.
  • 0% es para la inversión social (salud y educación): 4.6% para la salud y 3.4% para estudios

Comentarios

Comentarios