«

»

RosalinaTuyuc convoca a unir esfuerzos

 

RosalinaTuyuc convoca a unir esfuerzos

-          Antes de marchar rumbo a Japón para recibir el premio Niwano por la Paz el 10 de mayo hablaeste martes 10 de marzo en el programa radial de FLACSO-Guatemala, a través de TGW (107.3 FM).

 

Ciudad de Guatemala, 9 abril (FLACSO-noticias) – Los sentimientos que inspiran el trabajo de RosalinaTuyuc por los derechos humanos, la justicia y la paz se encuentran y articulan cuando le corresponde evocar el momento en que recibió la noticia de ser la persona elegida para recibir el premio Niwano para la Paz mundial, generado en Japón, en su versión 2012. Recuerda a su padre y su ex esposo, ambos desaparecidos, como factores que la impulsaron a arreciar su lucha, pero también el serio compromiso que comprende el galardón, por un mayor trabajo para la paz del mundo.

La noticia se supo el 28 de febrero. Ese mismo día ella fue notificada por medio de un correo electrónico. “Dos horas después de haberse hecho el anuncio oficial, entró un correo electrónico donde me felicitaron”, recuerda la premio Niwano, quien se convertirá en la primera indígena en recibir el galardón, generalmente destinado a personalidades que destacan por su labor por la paz desde un ámbito religioso.

La Fundación Niwano informó que el Comité del Premio de la Paz seleccionó a Tuyuc como galardonada para el 2012 porque “es un ejemplo inspirador de cómo las víctimas de la discriminación, basándose en su fe, pueden trabajar juntas para luchar contra las violaciones de los derechos humanos y revertir las causas que las han dañado”.

Amplía la emoción de ese momento: “Significó retroceder al pasado, recordar todas las luchas que iniciamos cuando públicamente se presentó a la Coordinadora Nacional de Viudas de Guatemala (Conavigua), en una conferencia de prensa. Me acordé de todos los momentos de dolor que motivaron nuestra lucha; de nuestros mártires”.

Específicamente, habló de su caso, como hija y como esposa. Su padre, Francisco Javier Tuyuc, fue detenido-desaparecido en julio de 1982 cuando cumplía su labor como servidor social comunitario en San Juan Comalapa, Chimaltenango. Su ex esposo, junto a quien trabajaba en apoyo a los desplazados, era activista humanitario y fue detenido –desaparecido en la capital en 1985. “Ellos, al final, son mi inspiración de ser y del trabajo que decidimos iniciar”, explica.

“La búsqueda de los desaparecidos y por la igualdad de derechos para todos los guatemaltecos nos hizo estar en todo este trabajo”, dentro de Conavigua, explica.

Unir esfuerzos

A la par del recuerdo respecto al dolor que la llevó a emprender una lucha riesgosa por los derechos humanos y la búsqueda de los desaparecidos en el área rural, la señora Rosalina también habla del sentimiento derivado del compromiso que contrae como galardonada.

“Comprendimos en ese momento que es una enorme responsabilidad la que vendría para el futuro. Trabajar para la paz y la armonía de los pueblos, es una tarea muy fuerte. Uno puede contribuir a la paz de la familia, de las comunidades. Pero, como el premio es internacional, también eso representa una responsabilidad muy fuerte”, expone.

Ella, bajo esta perspectiva y desde ese día, comenzó a pensar cómo hacer para asegurar un trabajo eficaz y fuerte frente a los desafíos por la paz.

Pensó en la posibilidad de conseguir soporte y acompañamiento entre personas e instituciones. Ella ya tiene este tipo de experiencia, especialmente por el trabajo realizado en procesos anteriores y en áreas afines con la Premio Nobel, Rigoberta Menchú, y Hellen Mack. También habla de contar con el acompañamiento de Norma Cruz, con quien hasta ahora no ha participado.

Su propósito fundamental es el de “unir esfuerzos”. Opina que ésta es una “necesidad” y adelanta que ellas le han manifestado no sólo su complacencia sino también su deseo por el trabajo conjunto.

“Es un trabajo colectivo, donde deben estar todos, sino todos, por lo menos los que coincidimos en derrotar a la violencia, el egoísmo y las inequidades. Empezar a visualizar una cultura de paz y lucha por la vida, en sus distintas dimensiones; ya no sólo por la del ser humano, sino por la del planeta, porque de acuerdo con el pensamiento maya, la vida del ser humano depende de la vida de los elementos como el agua y la tierra y esa es una aspiración que, no dudo, compartimos, junto a otros”, dijo.

Premio Niwano de la Paz

El Premio Niwano de la Paz se creó en 1983 para honrar a los individuos y las organizaciones que han contribuido notablemente a la comprensión y la cooperación interreligiosa, avanzando por consiguiente la causa de la paz mundial. Para evitar un énfasis indebido en cualquier religión o región en particular, las nominaciones se solicitan a unas 700 personas y organizaciones, que representan a 125 países.

Fundación Niwano para la Paz

La Fundación Niwano para la Paz se constituyó en 1978 para contribuir al logro de la paz mundial y el avance de una cultura de paz. La Fundación promueve la investigación y otras actividades basadas en un espíritu religioso, y sirve a la causa de la paz en campos como la educación, la ciencia, la religión y la filosofía.

Sitio oficial de la Fundación Niwano para la Paz: http://www.npf.or.jp/english/index.html

Foto: www.frontieratv.it